viernes, 8 de abril de 2011

Situación carcelaria para los jóvenes en Colombia

Hoy en día en Colombia el 50% de los colombianos viven en extrema pobreza, lo que hace que los jóvenes que viven en esta situación se vean obligados a trabajar a tempranas edades como forma de mantener a sus familias y a ellos mismos. Creando una situación bastante atractiva para que estos adolescentes realicen los lucrativos trabajos de las bandas criminales. Donde no reciben un castigo “adecuado” por sus crímenes en caso tal de ser atrapados por la fuerza pública.

La senadora Gilma Jimenez presentó en el senado un proyecto de ley con penas más drásticas para los menores. La propuesta que fue aprobada en el año 2006 incluye un endurecimiento de la las penas por los delitos graves, como homicidio doloso, secuestros, delitos sexuales agravados o extorsiones contra los adolescentes de catorce años en adelante y “pese a que la reincidencia de los jóvenes bajó de 43% a 33% en cuatro años, el esfuerzo no ha sido recompensando: sólo el 40% de los casos se sancionan y el 34% se archivan. Hay impunidad. Los jóvenes sancionados desatienden, en un 65%, las medidas judiciales”.

Pero he aquí un problema sociológico de fondo. Estos jóvenes están prácticamente obligados a delinquir como única forma de sustento ya que el estado ha sido insuficiente en su labor de crear situaciones propicias para que esto no suceda. Ademas la posición de la sociedad no ha sido favor de estos adolescentes. El resultado son jóvenes llevando una vida donde la delincuencia y las drogas son el pan de cada día. Y donde el problema no acabaría puesto que un joven que ha pasado su vida robando y en prisión a su edad adulta no tiene ninguna posibilidad de poder acoplarse a la sociedad.

Pero entonces ¿Qué hacer con los menores delincuentes que hoy son utilizados por las bandas de Medellín o por otras organizaciones criminales aprovechando que tienen un tratamiento especial ante la ley?

Una posible solución para este problema sería implementar los servicios del Bienestar familiar, para que de esta manera estos jóvenes tengan una oportunidad de estudio y posteriormente de trabajo. Se trata de darle la oportunidad a estos jóvenes, que nunca la han tenido.


Bibliografía
1. http://m.eltiempo.com/justicia/castigos-mayores-para-menores/8115709

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada